cabecera aqui blog

Amparo que busca habilitar a Morales como candidato es parte de campaña electoral del MAS

AddThis Social Bookmark Button

Editorial de Aquí 323

Un episodio de la campaña política y electoral de los masistas —con ayuda de sus adversarios— es la demanda de amparo constitucional que buscó que un tribunal de garantías constitucionales disponga que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) revise la inhabilitación de Juan Evo Morales Ayma como candidato a senador en las listas del MAS por Cochabamba y, en consecuencia, reinscriba a ese ciudadano-postulante en los registros como candidato sin haber vivido en Cochabamba y en Bolivia de manera continua los dos últimos años.

El otrora Presidente depuesto por la fuerza de la mayoría del pueblo fue inhabilitado como candidato dentro de los plazos legales y según la Constitución Política, que dispone que quienes postulen a la Asamblea Legislativa Plurinacional deben acreditar con documentos su residencia en la circunscripción electoral por la que postulan: residencia ininterrumpida los dos últimos años respecto de la fecha de las elecciones.

En la demanda de amparo del exPresidente y en la fundamentación de sus abogados, los demandantes del amparo constitucional alegaron que el candidato inhabilitado vivió en Bolivia durante aquel tiempo en forma intermitente, es decir, de modo discontinuo, debido a un supuesto golpe de Estado que acabó con su mandato, el que le habría obligado a salir de Bolivia en contra de su voluntad.

En aquel alegato se omitió la renuncia y la salida al exilio a México y a la Argentina por decisión del ahora refugiado en el país vecino.

Un abogado y parlamentario masista, a manera de resumen, dijo que con ese recurso de amparo su jefe político buscaba ejercer su derecho a ser elegido en las urnas.

Abogados contrarios al MAS afirman que el tribunal de garantías no debió admitir esa demanda de amparo.

El Presidente del TSE señaló que ese organismo respeta el estado de derecho y que esperaba la resolución del tribunal en el que se tramitó el amparo para pronunciarse en Sala Plena, como es de rigor.

Los masistas, con variaciones y en tonos distintos, se pronunciaron frente a la demanda constitucional referida.

Dirigentes de los cocaleros del Chapare se declararon en emergencia, otros dirigentes de movimientos sociales en el gobierno de 14 años señalaron que acatarían el fallo, que estuvo empatado y que el último lunes fue resuelto con el voto de un vocal dirimidor. Los dirigentes de otros movimientos sociales cooptados por el MAS, como la COB y colonizadores, permanecieron callados frente a ese amparo.

Gobernantes interinos, políticos, miembros de plataformas ciudadanas, dirigentes cívicos, unos más que otros, descargaron sus furias contra Morales, al extremo de que por éste dijeron que es un pedófilo, estuprador, delincuente, olvidando que se presume la inocencia de un encausado mientras no se demuestre lo contrario.

Morales ha sido denunciado por la supuesta comisión de varios delitos, incluida la presunta autoría intelectual de un crimen de lesa humanidad, es decir, que ofende a la humanidad y cuya culpabilidad no prescribe.

Pero esas denuncias y querellas en contra del exPresidente no son investigadas, y el denunciado ni siquiera ha sido notificado, como ha dicho uno de sus abogados y exministro del régimen de14 años.

Esas descargas de políticos en contra de Morales le ayudan a convertirse en víctima, papel que ejerce y con el que casi siempre gana el nacido en Isallavi-Orinoca.

Vistas bien las cosas, cerca de la tercera parte de los electores respaldan a Morales frente a ese amparo, y la mayoría de los bolivianos estuvimos y estamos pendientes respecto de ese trámite con el que el entonces Presidente sacado de la Casa Grande del Pueblo pretendió la citada candidatura a senador.

Ahora, entre los políticos, incluidos redactores de este medio virtual, hablamos del exiliado en Argentina.

Respecto del citado amparo y los dichos y los hechos en favor y en contra, sería un desacierto mirar con indiferencia y pasar, como decía y hacía Dante Alighieri, autor de la Divina Comedia y el primer exiliado político del mundo.

La gente del pueblo, vale decir los explotados y los oprimidos que no están sujetos a la oferta y a la demanda por plata o por la reconquista de privilegios concedidos por Morales para sus jaleadores, como vigía y con argumentos, debe aguardar un fallo constitucional sin esperar que se vulnere la Constitución y las leyes, y sin tolerar que jueces prevariquen. Ante un prevaricato —a pesar de los riesgos— se tiene que demandar al o a los prevaricadores. Sin embargo, especialmente los políticos y por cierto gente del pueblo, no deben dejar el campo político para que los masistas se movilicen a sus anchas.

Ahora que formalmente empezaron las campañas electorales se espera la difusión de programas que contengan las demandas de la gente empobrecida en primer lugar, respecto de la política, la economía, la sociedad y la cultura y/o sobre la triple crisis actual: de la salud, la económica y la política.

De los candidatos debemos esperar, asimismo, debates que esclarezcan y en ningún caso que encubran.

No debemos bajar la guardia respecto del empeño cotidiano de los masistas y su jefe que imponen incluso las cuestiones de las que debemos ocuparnos y que interesan sobre todo a ellos.

Citamos tres de esos asuntos que ya fueron lanzados:

— Circula el rumor de que en la sesión de honor de la Asamblea Departamental en homenaje del 14 de septiembre de 1810 participará, por zoom, el caudillo cocalero. Voceros antimasistas, con más fobias que sentido común, ya han dicho que no lo permitirán. ¿Sabrán como oponerse?

— Ante las encuestas difundidas el último domingo (06-09-20) por dos canales televisivos, los masistas se frotan las manos y dicen que esa intención de la votación anuncia su victoria.

— Entendidos en cuestiones jurídicas advierten que se debe esperar la resolución del Tribunal Constitucional Plurinacional sobre el amparo que nos ocupa y del que se debe esperar incluso una decisión que revise el NO a la candidatura de Morales. Tal la sugerencia de espera, a pesar de que esos abogados saben que un fallo dentro de un amparo es de ejecución inmediata.

En esta situación, qué se debe esperar de Comunidad Ciudadana (CC) que está en la carrera electoral con posibilidades de victoria frente a los candidatos masistas en la segunda vuelta, incluso en la primera vuelta de acuerdo con estimaciones más optimistas.

En una nota anterior, publicada en este espacio, dijimos y reiteramos: como en el ajedrez, en política y en la lucha electoral, la actitud defensiva conduce a la muerte.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 326

Visitas

16240949
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
4804
12084
28691
346169
16240949