cabecera aqui blog

Evo Morales privatiza reservas mineras a cambio de votos

AddThis Social Bookmark Button

Empresarios cooperativistas son los beneficiados

Redacción de Aquí

El gobierno del MAS privatizó las “colas” y “desmontes” de Siglo XX-Catavi, una reserva de estaño y otros minerales que fue nacionalizada por el gobierno de Juan José Torres en su corta gestión (octubre 1970-agosto1971). Los medios dicen que el lunes 3 junio fueron entregadas a los cooperativistas, 9 millones de toneladas de colas arenas de Catavi[i] y que con esa transferencia a manos privadas "se está velando el factor social", con lo que se confirma que Juan Evo Morales Ayma favorece sin mesura a sus aliados: los empresarios-cooperativistas mineros.

El desprecio del Presidente por el fortalecimiento de las empresas mineras estatales, tiene un hilo conductor con la actitud de algunos altos técnicos de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), que ya en los años 60 del siglo pasado fue alertado por Sergio Almaraz, quien entonces aseguró que existe “…una camarilla de enemigos de la nacionalización que conspira desde los niveles de dirección de la Corporación Minera de Bolivia”[ii], realidad que hoy sigue vigente.

El 3 de febrero de 1971, el presidente Juan José Torres en un discurso pronunciado en la Escuela de Comando y Estado Mayor de la Escuela de Aplicación de Armas y de la Escuela de Clases en Cochabamba, señaló que “La construcción de la Fábrica de Cemento en Cochabamba, la puesta en marcha de los Hornos de Fundición de Minerales; el monopolio estatal sobre las fundiciones; la reposición salarial a los trabajadores mineros; la reversión de las colas y desmontes por citar algo de lo hecho en 90 días de gobierno, prueban los aciertos de nuestra política económica y social.”[iii]

Esos restos de minerales que en el auge del estaño, cuando lo explotaba Simón I. Patiño, fueron desechados por su baja ley, luego adquirieron relevancia porque la ley de los minerales en los socavones, también disminuyó. Así lo afirma Sergio Almaraz: “El contenido fino de las “colas” y desmontes es pequeño: como promedio tienen un 0,8 por ciento de metal (según técnicos de Comibol ese promedio fluctúa entre 0,68 y 1,23%), pero así y todo es más rico que el de las minas de Comibol cuya ley de cabeza es del 0.75%.” [iv] En aquel tiempo, como ahora, las colas y desmontes eran y son apetecidas por los mineros “vivos” (hoy cooperativistas) que sólo tienen que recoger el mineral a flor de tierra, con pala y en carretilla, sin arriesgar ni su capital ni su vida en los socavones. Esto también se desprende de Almaraz: “Los mineros más hábiles saben lo que valen las ‘colas’ y desmontes. Hay un potosino, el señor Canaviri, cuya fortuna le permite pasar sus vacaciones en Europa y EE.UU. Descubrió que podría tener éxito explotando los desmontes del Cerro Rico en un pequeño ingenio instalado en su casa.”[v]

La preocupación que tenía J.J. Torres por recuperar esas reservas para el Estado, no coincide con la política minera de los actuales gobernantes que entregan cada vez más esas y otras reservas a los empresarios-cooperativistas mineros[vi], sector que no tributa al Estado, que explota a sus asalariados y que avasalla a empresas legalmente constituidas, incluidas las estatales.

Desde el 2010 fuentes oficiales decían que las reservas de las colas y desmontes de Catavi que llegan a 18 toneladas, serían explotadas por la Comibol, cuyo valor se calcula entre 20 y 40 millones de dólares, según técnicos especialistas en el tema, aunque ya en ese momento una cantidad importante ya estaba en manos de la voracidad de los empresarios cooperativistas. “Actualmente la Cooperativa Minera Multiactiva, tiene un contrato con la Comibol para tratar 2 millones de toneladas, lo que les puede alcanzar entre 15 a 20 años, si operan todos los días. El senador Efraín Condori, que es parte de las cooperativas, señaló que los cooperativistas plantean que se les entregue a las otras cooperativas existentes en el sector, un porcentaje de las colas arenas, sin embargo, aclaró que esto aún no se ha concretado. ‘Esto se definirá en el transcurso del año, si se les cede a las cooperativas o de lo contrario Comibol mantiene el poder. Las cooperativas no están en contra, más al contrario están impulsando que la reactivación de la empresa minera estatal vaya por ese lado. Todos se han sumado, han apoyado las organizaciones sociales y cívicas’, dijo Condori.”[vii]

Aunque estas reservas no están en manos de la voracidad imperialista, como mencionaba J.J. Torres, no está lejano el día de que esa riqueza que será explotada sin control por los empresarios cooperativistas, vaya a parar a sus arcas, gracias a los privilegios con que el gobierno central les concedió, a fin de tener asegurados sus votos para la reelección inconstitucional de Morales. Al respecto J.J. Torres denunció en el exilio (1974) como las acciones de su gobierno fueron desechas por la dictadura fascista de los militares dirigidos por Banzer: “En efecto, basta comparar someramente las realizaciones del Gobierno Popular y Revolucionario que presidí durante diez meses, con las tareas que la dictadura fascista cumplió en tres años, para saber a quién apoyaría el pueblo en caso de efectuarse un proceso electoral democrático. Mientras nuestro gobierno consolidó la nacionalización del petróleo y nacionalizó Mina Matilde y las Colas y Desmontes; la dictadura fascista ha rifado los recursos naturales del país a la voracidad imperialista comprometiendo la integridad Territorial de la República.”[viii]

Esta privatización de recursos estratégicos, por los gobernantes del MAS, es parte de su impostura, que contradice el discurso nacionalista que enarbolaron al inicio, cuando hablaban de la recuperación (estatización) de los recursos naturales en beneficio de los bolivianos. Ahora muestrán estar tras del “capitalismo andino amazónico” formulado por García Linera.



[ii] Almaraz, Sergio. Réquiem para una república. s.l., s.e., s.f. p. 128-129

[iii] Torres, Juan José En: “El brazo armado de la Revolución” Discurso pronunciado en la Cochabamba, en la Escuela de Comando y Estado Mayor de la Escuela de Aplicación de Armas y de la Escuela de Clases, el 3 de febrero de 1971. Compilado en “En defensa de mi Nación Oprimida” p. 77)

[iv] Almaraz, Sergio. Réquiem para una república. s.l., s.e., s.f. p. 130

[v] Almaraz, Sergio. Réquiem para una república. s.l., s.e., s.f. p. 98

[vi] La superficie minera adjudicada a los cooperativistas creció de 47.153 hectáreas, registradas en 2006, a 375.073 hectáreas a mayo de 2013, según datos del Viceministerio de Cooperativas Mineras, lo que implica un incremento de un 700% en lo que va de la administración del presidente Evo Morales. http://www.ftierra.org/ft/index.php?option=com_content&view=article&id=15253:rair&catid=172:recursos-naturales&Itemid=243

[viii] (En: “A mi pueblo. Fascismo o liberación” compilado en “En defensa de mi Nación Oprimida” p.311)

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí Nº 270

Visitas

11842407
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
885
5786
27050
98428
11842407