cabecera aqui blog

A Tariquía la defendemos la mayoría de los bolivianos

AddThis Social Bookmark Button

editorial

Editorial de Aquí 255

Tariquía, una reserva nacional, por eso nos pertenece a los bolivianos, la estamos defendiendo porque es un reservorio natural de bosque y fauna silvestre, así como allí, probablemente, existan hidrocarburos[1].

La mayoría la defendemos, además, frente a un Estado al que los gobernantes lo definen como plurinacional, sin serlo, porque el comportamiento de ellos es como el de los que ejercían el poder en el viejo Estado: maquinaria burocrático-militar con la que se oprime y explota, básicamente, como antes.

Estos gobernantes que, con Petrobras —que fue empresa mixta, pero que ahora en ella la mayoría son capitalistas privados— pretenden explotar hidrocarburos, previa exploración, pese a que para ninguna de las dos operaciones se consultó a los comunarios que son los que más derecho tienen en esa heredad boliviana.

Ahora, esa consulta, los lugareños la consideran fuera de tiempo, por eso se han desencadenado las acciones para evitar que la saqueen.

Los actuales gobernantes, durante su primer mandato, definieron que para desarrollar Bolivia había que sacrificar la naturaleza si era necesario. Siguen con ese comportamiento saqueador, a pesar de que el presidente Morales habla de que aquí se defienden los derechos de la madre tierra.

Los inquilinos de la Casa Grande del Pueblo y, especialmente, el Vicepresidente han dicho que no son guardabosques de europeos y otros que entienden mejor que es imprescindible proteger los árboles, la fauna y la biodiversidad para la humanidad y, por supuesto, para bolivianos, latinoamericanos y caribeños.

La unidad de los que tienen intereses comunes y la convergencia de los que apuntan al mismo blanco con sus diferencias incluidas, que se consiguen para aquella defensa, son prometedoras, aunque lo avanzado no es suficiente. Por eso es urgente que la mayoría de los bolivianos sumemos más fuerzas, para enfrentar y derrotar a los gobernantes que tienen la totalidad del poder político. Y esto no es fácil.

Asimismo, en ese accionar siquiera hay que acumular fuerza electoral para avanzar hacia una nueva situación política en la que un frente antiimperialista y revolucionario, luche por un gobierno que de veras sea del pueblo.

Tariquía, entre tanto, seguirá como un campo de batalla en el que debe continuar la lucha para que se aprovechen las riquezas naturales, como los bosques, con el menor o ningún sacrificio de la tierra.

Aquella reserva nacional, situada en Tarija, debe ser el sitio que nos una a la mayoría de los bolivianos y el territorio en el que se muestren los masistas que, en realidad, no defienden los verdaderos intereses del pueblo y del país. Esas son y serán batallas entre depredadores de nuestras riquezas naturales y de los que de verdad las defendemos.

De Tariquía debemos aprovechar sus riquezas, de acuerdo con los intereses del pueblo y el país, con la racionalidad con la que los indígenas y los lugareños lo hacen durante largo tiempo. Se sabe, además, que la Reserva está amenazada por la frontera agrícola y la deforestación.

Allí Evo Morales y los suyos tienen que mostrarse como son: depredadores de la madre tierra.


[1] Reserva Nacional de Flora y Fauna Tariquía, posee al menos 1.500 tipos de árboles, muchos sin clasificar, entre ellos: nogal, cedro, pino blanco. Entre los animales silvestres: jukumari, puma, jaguar, tucán. Se estima que allí hay 400 especies de animales.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí Nº 270

Visitas

11851302
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1412
8368
35945
107323
11851302