cabecera aqui blog

¿Por cuál candidatura votaremos los de Aquí?

AddThis Social Bookmark Button

editorial

A los que nos conocen y para los que no nos conocen, les recordamos y les informamos que los que pertenecemos al semanario Aquí, ahora virtual (www.semanarioaqui.com), no somos un partido ni un frente político; somos una convergencia de periodistas, formados en universidades o hechos a pulso: en la redacción de este periódico.

Por eso, al estilo de los antiguos instrumentos políticos, no podemos ni debemos lanzar la consigna para que todos los de Aquí votemos por tal candidatura o no lo hagamos por las otras.

En Aquí ejercemos —y no sólo hablamos de eso— la libertad de pensamiento, de expresión y de acción.

En consecuencia, en las elecciones del 20 de este mes, por lo que hemos dicho con nombre o sin él (en los editoriales) tenemos claro que no debemos votar ni favorecer indirectamente a los candidatos anticonstitucionales e ilegales: Juan Evo Morales Ayma y Álvaro Marcelo García Linera, por tanto, fraudulentos desde que se aprobó la actual Constitución Política.

Resumimos por qué no debemos votar por el binomio oficialista:

En materia política aquéllos seguirían por la vía por la que transitaron y transitan los 13 últimos años: violación del régimen democrático el que, aunque es para la dominación y con él continúa la explotación y la opresión, al menos es una dicta blanda —con evidentes y crecientes rasgos autoritarios— mas no es una dictadura, como las militares y fascistas, a las que los bolivianos hemos resistido y las hemos derrotado.

Además, lo que para nosotros entraña especial gravedad, es que los inquilinos de la Casa Grande del Pueblo presentan como revolución democrática y cultural —ahora sin fervor— lo que son reformas burguesas, varias de las que, sobre todo, favorecen a los grupos sociales que siguen mandando en Bolivia.

En el campo de la economía, Evo-Álvaro continuarían al servicio, en primer lugar, de los propietarios medianos: cocaleros, colonizadores, empresarios-cooperativistas mineros… Además, los actuales gobernantes, que quieren reproducir su poder, como lo hacen ahora, atenderían las demandas de los empresarios grandes, criollos y transnacionales (incluidos los medianos), con frecuencia, en perjuicio de los intereses populares y plurinacionales. A mucho trecho los gobernantes dicen —pero no lo hacen porque son inconsecuentes— que sirven al pueblo, lo que es demagogia, porque se empeñan en hacer creer que eso es verdad, para lo que se apoyan en su propaganda —con marcada porción de mentiras— para que la gente sencilla les siga apoyando.

Lo esencial es que ni antes ni de aquí hacia delante habría medida alguna que inicie un cambio y la sustitución reales del modo de producción capitalista, dependiente y atrasado, en funciones, en nuestro país. Morales parlotea contra el capitalismo y contra el imperialismo, pero poco hace contra esas formas de producir, de distribuir, y de dominar.

Valga la siguiente referencia al respecto: En una especie de manual de los golpes blandos, que difundió Atilio Borón, por Evo Morales se afirma, en un renglón, que hay que dejarlo que hable, a este dirigente indígena, desacreditado cada vez más.

Los yanquis, además, habrían dicho que con Morales, en el gobierno boliviano, era mejor para ellos.

Cabe rememorar lo que dijo, en un editorial suyo, el diario El País de España, los primeros meses del gobierno actual: Apoyemos a Evo Morales para que no se vaya a la izquierda.

Recordemos, asimismo, que el Gerente General de la corporación japonesa Sumitomo, dueña de la Empresa Minera San Cristóbal, que explota plomo y plata, especialmente, aquí en La Paz y luego de una entrevista con el Presidente, dijo que Bolivia para su compañía todo es ganar, ganar y ganar. El Vicepresidente fue a Tokio-Japón a reiterarle, a la Sumitomo, que aquí cuenta con seguridad jurídica y que no sería nacionalizada.

Respecto del desarrollo social, con Evo-Álvaro, se ejecutarían las tareas que sí eviten desbordes de los explotados y los oprimidos de Bolivia. Sin embargo, las metas del desarrollo social serían, básicamente, asistencialistas: todo, supuestamente, lo haría Morales o se mostraría como que todo lo hace él, que todo regala, con dinero de los bolivianos.

El Presidente “no puede entender” (lo citamos a él) que la emancipación de los trabajadores debe ser y será obra de ellos, sin un falso mecenas (porque da plata que no es suya) ni un falso Papa Noel (porque no existe, como distribuidor de regalos para Navidad).

Para nosotros los gobernantes actuales son antiimperialistas inconclusos, truchos, mejor dicho: mucho bla, bla y poco glú, glú.

Es que sostenemos con Lenin, que la solidaridad con un pueblo y un país, no basta que sea declarativa, hace falta que los solidarios auténticos luchen, desde sus trincheras nacionales o locales, contra el o los enemigos que explotan y oprimen al país y al pueblo hermanos a los que se les expresa apoyo.

Evo Morales y Álvaro García, sobre todo éste, son solidarios a medias con Cuba, socialista e indomable.

Reiteramos nuestro convencimiento: Evo-Álvaro sólo ganarían las elecciones próximas con fraude descomunal, como el que hacen sistemáticamente o mayor aún.

Y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) convalidará las acciones fraudulentas de sus jefes políticos, los candidatos oficialistas.

Pero no hay crimen perfecto —el fraude es un crimen contra el régimen democrático— se lo puede descubrir y se lo debe sancionar, como sabe hacerlo el pueblo.

A propósito, no debemos olvidar que cuando desaparece el estado de derecho, el pueblo tiene derecho a la rebelión, como se dice en el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

No obstante lo escrito, sobre los candidatos oficialistas, podría votar alguna/o de nuestras/os compañeras/os, lo que lamentaríamos, pero respetaríamos, esa decisión.

Sin embargo, no creemos que eso ocurra, porque compartimos lecturas de la realidad y las conclusiones, respecto del quehacer de los politicastros (políticos ineptos que se burlan del pueblo), que ejercen el poder en Bolivia hace 13 años. Esas las razones por las que consideramos imposible que alguno de Aquí vote por Evo-Álvaro.

Por Carlos Diego Mesa Gisbert, que ofrece una Bolivia mejor, quizá voten algunas/os de nuestro colectivo, a pesar de todo, porque esa candidatura podría ser una salida preferible para ellos. Además, de esa manera estimarían que votan, también, en contra del binomio oficialista y fraudulento.

Entre nosotros, asimismo, sostenemos que, entre los males, el pueblo y nosotros, no debemos elegir a ninguno. Y la resolución podría ser una votación que exprese esa forma de pensar.

Sobre las otras candidaturas no opinamos en este espacio, porque ya lo hicimos en otras páginas de este vocero.

A las compañeras de nuestra patria, en el Día de la Mujer Boliviana, en homenaje de Adela Zamudio, precursora en la lucha por la igualdad de los derechos entre mujeres y hombres, les mandamos abrazos fraternales y les aseguramos que con la mayoría de ellas seguiremos “en la misma trinchera y por la misma esperanza”.

A todos los compatriotas les confirmamos, los de Aquí, que el 20 de este mes concurriremos para compartir ese puesto de lucha, ocasión en la que no se articulará ninguna salida socialista, pero reafirmamos que desde ese día intensificaremos nuestras acciones destinadas a organizar un frente de veras democrático; plebeyo porque será popular a toda prueba; antiimperialista consecuente y revolucionario- imprescindible, porque luchará todos los días, como postulaba Bertold Brecht.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

12688993
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
8019
8380
39531
159366
12688993