cabecera aqui blog

45 años del Semanario Aquí y 44 años del asesinato de Luis Espinal

AddThis Social Bookmark Button

Editorial

Tapa del primer número del Semanario Aquí (17 marzo 1979)

Pasaron 45 años desde que el Semanario Aquí empezó a circular. El sábado 17 de marzo de 1979 salió el primer número con una portada que no necesitaba comentarios: la imagen rota del dictador Hugo Banzer Suárez y de fondo una concentración donde se puede ver un cartel que dice ¡Fuera el ejército de las minas!

La imagen mostró a Banzer derrotado por la movilización popular y sobre todo por la Huelga de hambre iniciada por cuatro mujeres mineras (28/12/1977), movilización pacífica a la que pronto se sumaron mil ayunadores, obligando al dictador a dictar la Amnistía General e Irrestricta. Aunque esa gloriosa gesta terminó abruptamente la madrugada del 17 de enero de 1978, cuando tropas policiales de la dictadura asaltaron violentamente los recintos huelguistas, la dictadura y sus huestes estaban heridos, aunque no vencidos.

Un año después del nacimiento del Semanario Aquí, el 21 de marzo de 1980, Luis Espinal Camps, director del Semanario Aquí, es secuestrado, torturado y asesinado por miembros del aparato represivo que quedó intacto tras la caída de las dictaduras de Hugo Banzer Suárez (1971-1978), Juan Pereda Asbún (1978) y Alberto Natusch Busch (1-18 noviembre 1979), pese a que en ese momento el gobierno estaba presidido por una civil, Lidia Gueiler Tejada.

Banzer se enseñoreó durante siete años (1971-1978) con sus huestes militares, movimientistas (MNR) y falangistas (FSB) persiguiendo, apresando, torturando, asesinando y haciendo desaparecer a los opositores que en su mayoría eran trabajadores, sindicalistas, estudiantes activistas defensores de los derechos humanos y militantes de partidos de izquierda.

Tras la caída del dictador Banzer su doctrina, seguidores y aparato represivo quedaron intactos, de modo que estaban dispuestos, lo más proto posible, a reconquistar el poder, a cualquier costo, y a exterminar a los que les eran incómodos; de esa forma su accionar se puso en marcha: en noviembre del 79 los militares al mando de Alberto Natusch Busch ejecutan una matanza llamada Masacre de Todos Santos; el 21 de marzo de 1980 secuestran, torturan y asesinan al Director del Semanario Aquí, a Luis Espinal Camps; cuatro meses después, el 17 de julio, Luis García Meza dirige un cruento golpe militar para continuar la represión inacabada de Banzer y Natusch Busch y ese mismo día asesinan y hacen desaparecer a Marcelo Quiroga Santa Cruz, Carlos Flores Bedregal y Gualberto Vega, además realizan sistemáticas masacres en varios centros mineros; el 15 de enero de 1981 asesina a varios dirigentes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Este último régimen dictatorial militar que dura hasta octubre de 1982 tiene muchas víctimas, entre presos, torturados, exiliados, asesinados y desaparecidos; su ultimo integrante, Guido Vildoso, entrega el gobierno a Hernán Siles Suazo, ganador de las elecciones de 1979 desconocidas por los militares golpistas aquel 17 de julio de 1980.

Afiche de Luis Espinal (Archivo: Alfonso Gumucio)

Luis Espinal y el equipo del Semanario Aquí fundaron este medio para hacer un periodismo sin patrones ni complacencias al poder; un periodismo que luche contra la censura y que no se someta a la autocensura; un periodismo de investigación, de denuncia y de crítica constructiva; un periodismo que luche contra todas las formas encubiertas neonazis y neofascistas tan propias del autoritarismo y de las dictaduras encubiertas.

Espinal era consecuente y coherente con lo que decía y ese modo de vivir lo plasmó en numerosos escritos que no han perdido actualidad y siguen cuestionando al poder y a nosotros mismos; algunos fragmentos los reproducimos a continuación.

Sobre el porqué del nombre del Semanario Aquí

El semanario se llama AQUÍ porque señalará la actualidad y el conflicto, sin paliativos ni silencios culpables. AQUÍ es como un dedo en la herida. (Semanario Aquí 7-10-79)

Sobre la censura y la autocensura

La autocensura es una forma de suicidio intelectual para el periodista y es un proceso de autoesterilización.

…la política del miedo es la peor; porque es la política de la autocensura, que siempre es más cobarde y mutiladora que la censura misma. (Semanario Aquí 09-06-1979) p.24

La censura agudiza las contradicciones, la autocensura las disimula. La autocensura da apariencias democráticas a lo que realmente es solamente una dictadura. (Luis Espinal: el grito de un pueblo)

Sobre la neutralidad

El que dice que no se interesa de política, sin saberlo tiene un rol político: el de conservador (…) Y apoyar al sistema no es neutralidad

Sobre el respeto permanente de los derechos humanos

No se puede tener tampoco una doble medida de la democracia y de los derechos humanos: una para cuando se gobierna y otra para cuando se está en el llano; porque esta actitud llevaría a un típico error neonazi: creer más en el orden que en la justicia; o en otras palabras, pensar que puede haber un orden social que no se base en la justicia social.

Sobre el autoritarismo

Los que creen que ellos tienen toda la verdad política y solamente ellos la tienen, están en un esquema neonazi.

Los que usan las palabras sonoras como sustantivo de las ideas, o a falta de las ideas iluminadas, utilizan solamente los mandatos tajantes y los slogans, se acercan al totalitarismo. Porque convertir la política en simple publicidad comercial y patrocinar la histeria colectiva es una técnica neonazi.

Los que siguen creyendo en el culto a los jefes y el prestigio de las personalidades políticas, están afectados por la tentación neonazi.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 334

Visitas

24260437
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
4135
5702
31343
207845
24260437