cabecera aqui blog

En Cuba soberana continuará la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción

AddThis Social Bookmark Button

Raúl:

Foto: Juvenal Balán

“Como mínimo aspiramos a la eficiencia y calidad en el sector estatal, también favorecemos el éxito de las formas nos estatales, velando por el estricto cumplimiento de la legislación vigente”, expresó el Primer Secretario del Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en la primera jornada del VII Congreso que se lleva a cabo en la capital cubana.

Medio millón de personas trabajan en el sector no estatal y se ha creado una atmósfera que no discrimina ni estigmatiza esa labor. Sin embargo, se han producido manifestaciones de indisciplinas e ilegalidades, cuyo enfrentamiento no ha sido suficientemente efectivo, como la evasión fiscal y la realización de actividades no aprobadas, refirió.

En cuanto al surgimiento de las cooperativas no agropecuarias (CNA), el Primer Secretario de PCC habló de su predominio en el sector del comercio, la gastronomía, los servicios técnicos, la pequeña industria y la construcción; y puntualizó que se han obtenido logros; pero existen deficiencias que parten del desconocimiento de la legislación y las normativas aprobadas, inadecuada organización de la contabilidad y las limitaciones para acceder al mercado mayorista.

Ha resultado insuficiente el control de los responsables sobre este experimento, por lo que se ha decidido avanzar con gradualidad y consolidar las CNA ya aprobadas, acotó.

También Raúl mencionó que uno de los aspectos novedosos que ha suscitado debate y hasta lógica polémica es el referido a las relaciones de propiedad, ya que el predominio de una u otra propiedad determina el régimen social del país.

Entonces aseguró que “en Cuba socialista y soberana la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción es y continuará siendo la forma principal”.

Advirtió que el reconocimiento de la propiedad privada ha generado inquietudes honestas, porque algunos consideran que eso podría constituir el primer paso hacia el capitalismo.

Como respuesta, Raúl aseveró que ese no es el propósito, sino que se trata de llamar a las cosas por su nombre y no refugiarnos en eufemismos. El desarrollo del trabajo por cuenta propia y la contratación de fuerza de trabajo han conllevado al surgimiento de pequeñas empresas sin una personalidad jurídica correcta.

No obstante, explicitó que en las formas no estatales no se permitirá la concentración de la propiedad ni de las riquezas, porque actuarán con límites y serán regulados por la ley. No desconocemos, insistió, las intenciones de las fuerzas externas que hablan del “empoderamiento del pueblo”, pero la cooperativa, la mediana o pequeña empresa no son antisocialistas, ni contrarrevolucionarias.

Raúl llamó la atención sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto en el último quinquenio a una tasa promedio anual de 2.8, todavía insuficiente para garantizar las condiciones productivas requeridas para mejorar las condiciones de vida de la población.

Además, resaltó las acciones desarrolladas para el saneamiento de las finanzas del país y el reordenamiento de la deuda, aspectos en los cuales se han obtenido resultados. Ello, afirmó, “ha contribuido a la restitución de la credibilidad, traducida en mayor acceso a créditos e inversiones. Debemos asegurar un adecuado balance de los créditos y pago de las deudas, porque no debemos volver a empeñarnos jamás”.

La introducción de un conjunto de medidas para eliminar trabas que desestimulaban a las formas productivas en la agricultura fue otro de los temas abordados, pero a su juicio, el ritmo de producción aún no es suficiente, pues todavía se destinan 2.000 millones de dólares a la importación de alimentos, de los cuales la mitad podrían producirse en Cuba.

El General de Ejército también aludió al incremento de la exportación de servicios de salud y el turismo, y destacó que la realidad corrobora la conveniencia de proseguir diversificando las fuentes de ingresos para no volver jamás a depender de un mercado, ni de un producto, y de esa manera desarrollar relaciones comerciales y mutuamente ventajosas con todos los países, considerando un equilibrio en esta esfera.

También destacó el prestigio alcanzado por la salud pública, la cual encierra, sin embargo, potencialidades que no se han explotado lo suficiente como, por ejemplo, la atención de pacientes extranjeros.

En cuanto al turismo, Raúl resaltó que en este quinquenio se pusieron en explotación 10.000 habitaciones y se restablecieron 7.000, unido al apoyo creciente del sector no estatal y los servicios extra-hoteleros, lo cual habla del ascenso de este sector. Informó que se retoma la construcción de emblemáticos hoteles de lujo. “Cada hotel es una fábrica más que genera ingresos muy necesarios al país”, apuntó.

El pasado año, comentó, se sobrepasó la cifra de tres millones y medio de turistas, lo cual consolida la competitividad del producto turístico cubano, sin desconocer las dificultades que aún atentan contra la calidad. Se trabaja, manifestó, para en el próximo quinquenio obtener resultados mejores que garanticen el desarrollo social sostenible que aspiramos.

Se requiere hoy mucha sensibilidad e intencionalidad política

La muestra más compleja de la actualización del modelo económico cubano es la dualidad monetaria y cambiaria, asunto en el que no se ha dejado de trabajar a lo largo de estos años, destacó Raúl al leer el Informe Central del 7mo. Congreso del Partido16 de abril del 2016 

El Primer Secretario del Partido destacó que no debe perderse de vista el hecho de que, en el caso de Cuba, jamás podrá permitirse las terapias de choque en detrimento de las clases más humildes de la sociedad.

Las fórmulas neoliberales que propugnan la privatización del patrimonio estatal nunca serán aplicadas en el socialismo cubano, aseguró Raúl. Aun con las limitaciones económicas presentes, se han preservado los servicios sociales en educación, cultura y deportes. Sin embargo, debemos insistir en mejorar sostenidamente la calidad, subrayó.

Significó que a pesar de las quejas, que han sido recepcionadas y atendidas, las transformaciones realizadas en los referidos sectores han contribuido a elevar la calidad de los servicios, lo que se evidencia, por ejemplo, en la salud, al contar hoy con una tasa de mortalidad infantil de 4,2 por cada mil nacidos vivos, semejante a lo que se obtiene en países desarrollados.

El reordenamiento de la red escolar permitió reducir alrededor de 250.000 los estudiantes internos en el país, dijo. Informó, además, que está en marcha un programa para la recuperación de la infraestructura del sistema educacional.

Se ha venido trabajando en la salud, especialmente en la compactación y regionalización de los servicios, con el objetivo, entre otros, de hacer más eficiente y racional el sistema, refirió.

Destacó que el perfeccionamiento de las estructuras de dirección y el ajuste de plantillas permitió reducir 152.000 plazas y la reubicación de más de 20.000 médicos en la actividad asistencial. Ello posibilitó, asimismo, reducir del presupuesto 2.000 millones de pesos. No obstante, comentó, se han presentado déficit de medicamentos en las farmacias, y persisten condiciones higiénico-sanitarias que son caldo de cultivo para que se desarrollen enfermedades como el dengue, el chikungunya, y ahora el zika. Hoy se acometen medidas para evitar que tales condiciones proliferen, pero hay que hacerlas sostenibles en el tiempo, subrayó.

En otro orden de cosas, Raúl enfatizó en que se requiere mucha sensibilidad e intencionalidad política para avanzar en la implementación de los Lineamientos. Es preciso asegurar más información al pueblo, afirmó.

Más adelante en su intervención, comentó que la muestra más compleja de la actualización del modelo económico cubano es la dualidad monetaria y cambiaria, asunto en el que no se ha dejado de trabajar a lo largo de estos años. El ordenamiento monetario facilitará superar los nocivos efectos del igualitarismo, dijo, para aplicar la máxima de entregar a cada cual según su capacidad y reconocer a cada cual según su trabajo. Y así será posible revisar la llamada pirámide invertida de la sociedad actual, que resulta muy desestimulante, comentó. Solo la discusión franca y honesta nos conducirá a las mejores decisiones.

Solo la discusión franca y honesta nos conducirá a las mejores decisiones

El desarrollo de la economía, junto a la lucha por la paz y el trabajo ideológico, constituyen hoy la misión esencial del Partido, destacó Raúl en el Informe Central del 7mo Congreso de esta organización

16 de abril del 2016 

En su intervención, al leer el Informe Central del 7mo Congreso del Partido, Raúl afirmó que en los últimos años se han superado procesos y estilos de trabajo que propiciaban la suplantación e interferencia de las funciones que corresponden al Estado, el gobierno e instituciones administrativas. Se ha desarrollado, con sistematicidad, un mejor ejercicio de la dirección y el control partidista, dijo.

Destacó que la autoridad moral del Partido exige ejemplaridad, combatividad y preparación, así como demostradas cualidades éticas, políticas y permanente vínculo con las masas. El Partido ha seguido promoviendo la participación de los colectivos de trabajo en la concepción y ejecución de las políticas y medidas de actualización del modelo económico, a partir de nutrirse, de modo sistemático, de las opiniones de las masas. Resaltó que este tiene que ser un Partido muy democrático, en el que se pueda discutir con entera libertad cualquier problema.

Se ha alcanzado mayor vínculo a la UJC y los movimientos juveniles, ponderó, lo que presupone una mayor independencia orgánica. Al mismo tiempo, el Partido ha priorizado la atención de las organizaciones de masas, que celebraron sus respectivos congresos, en los que tuvieron lugar amplios debates, destacó.

Hemos constatado que ha continuado el estrechamiento del Partido con las instituciones religiosas y asociaciones fraternales, lo que ha contribuido a la unidad de los cubanos, creyentes o no, aseguró.

Dijo que en la medida en que se avance en la implementación de los Lineamientos se configurará un escenario distinto, caracterizado por la heterogeneidad de los sectores y grupos de la sociedad, que se origina en la diferenciación de sus ingresos. Ello presupone preservar la seguridad nacional, enfatizó.

Subrayó que en Cuba tenemos un Partido único, que representa y garantiza la unidad, arma con la que se ha contado siempre para defender la obra de la Revolución. Por ello, refirió, no es nada casual que se nos ataque desde casi todas las partes del planeta para debilitarnos en varios partidos en nombre de la democracia burguesa.

Si lograran fragmentarnos, sería ese el comienzo del fin de nuestra Patria, la Revolución y el socialismo, forjados por la resistencia y el sacrificio de varias generaciones de cubanos, algo que se remonta a 1868, significó.

La existencia de un Partido único presupone el más amplio sistema de opiniones con la base y la población. Ese Partido está obligado a perfeccionar nuestra democracia, para lo cual hay que superar la falsa unanimidad, el formalismo y la simulación, y se debe garantizar cada vez más una mayor participación de la ciudadanía en la sociedad. Solo la discusión franca y honesta nos conducirá a las mejores decisiones, destacó.

Señaló que no se ignora que en determinados sectores de la sociedad hay falta de compromiso y desinterés sobre la vida política. Se ha verificado un crecimiento de las acciones orientadas a fomentar valores de la sociedad de consumo, la apatía, el desaliento, y así sembrar una matriz de opinión que trata de mostrarnos como una sociedad sin futuro, advirtió.

Se hace necesario elevar la combatividad de los militantes y la labor ideológica con las nuevas generaciones, y potenciar el insustituible papel de la familia y la escuela, subrayó.

Si bien se ha avanzado en una cultura comunicacional, Raúl resaltó que todavía se dan vacíos informativos a causa de que no es suficiente la información que se brinda con respecto a la implementación de los Lineamientos.

Las complejidades del mundo en que vivimos, la introducción de plataformas y programas de trabajo con enfoque neoliberal, que atentan contra las creencias en nuestra identidad, nuestra cultura y nuestros valores cubanos, así como los profundos cambios en los que estamos inmersos, junto al nuevo escenario de las relaciones con los Estados Unidos; imponen hoy grandes desafíos al trabajo ideológico, enfatizó.

Hay programas muy bien enfocados hacia los sectores que el enemigo ha identificado como los más vulnerables, especialmente los jóvenes, la intelectualidad, los trabajadores de las formas no estatales y las comunidades de mayores necesidades materiales y económicas. Por ello, se hace imprescindible perfeccionar la labor ideológica diferenciada, con prioridad hacia los jóvenes y la niñez, afirmó.

El desarrollo de la economía, junto a la lucha por la paz y el trabajo ideológico, constituyen la misión esencial del Partido.

Con respecto a la política de cuadros, Raúl dijo que también se avanzó, aunque no se desconoce la influencia de factores subjetivos, asociados a la pirámide invertida, lo que lleva a fluctuaciones de los cuadros y a que personas sin compromiso y sin ética sean promovidos a cargos importantes.

Destacó que en los últimos años más mujeres, negros y mestizos han ocupado cargos de dirección. No obstante, no se está complacido porque persisten viejos hábitos, por lo que es preciso trabajar con sistematicidad, previsión e intencionalidad. La cantidad de mujeres en cargos decisorios aumentó, pero la cifra no expresa el potencial del que disponemos. Debe proseguirse elevando la promoción de nuestras combativas féminas en cargos decisorios de la nación, indicó.

Ratifica Cuba posición de principios en las relaciones con EE.UU.

Informe Central al 7mo Congreso del Partido Comunista de Cuba expresa solidaridad con los gobiernos revolucionarios y progresistas, y la continuidad de la política exterior de la Revolución, fiel a sus principios históricos.

16 de abril del 2016

La política exterior cubana se mantendrá fiel a su historia, señaló el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba en su Informe Central al 7mo Congreso de la organización, donde ratificó la solidaridad y apoyo de nuestro país a los gobiernos revolucionarios y progresistas de América Latina y el Caribe.

El líder cubano señaló que desde el 17 de diciembre de 2014 a la fecha, se han constatado resultados concretos en el diálogo y la cooperación entre Cuba y Estados Unidos, sin embargo —denunció— el bloqueo continúa vigente, manteniendo el sufrimiento del pueblo cubano y con incuestionables efectos intimidatorios de alcance extraterritorial.

Las medidas adoptadas por el presidente Barack Obama poco antes de su visita a La Habana, a partir de sus facultades ejecutivas, son positivas pero no suficientes, afirmó.

Para avanzar en la normalización de las relaciones, reiteró Raúl Castro, también presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, deberá eliminarse el bloqueo, principal obstáculo para el desarrollo económico del país, y devolverse el territorio ilegalmente ocupado por la base naval de Guantánamo.

También —dijo— debieran suprimirse los programas dirigidos a cambiar el sistema político cubano, entre otras estrategias vigentes, entre ellas la política migratoria, que continúa siendo una agresión, que promueve la emigración ilegal e insegura y la pérdida de personal calificado.

Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos en la Cancillería cubana.

Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

América nuestra

En su Informe Central al 7mo. Congreso del Partido, Raúl refirió que los gobiernos revolucionarios y progresistas de América Latina y el Caribe enfrentan hoy una fuerte ofensiva en un contexto complejo, marcado por la desaceleración de la economía, lo cual ha impactado en las políticas de desarrollo e inclusión social que se han estado implementando desde hace más de una década en esas naciones.

Denunció que la actual ofensiva contrarrevolucionaria utiliza métodos de la doctrina de la guerra no convencional, en especial en el campo de la comunicación y la cultura, una política que ha estado dirigida especialmente contra Venezuela, y ahora se intensifica en Bolivia, Ecuador, Brasil, así como en Nicaragua y El Salvador.

Raúl reiteró la solidaridad y compromiso de nuestro país con el pueblo y el gobierno de Venezuela, al mismo tiempo que rechazó las pretensiones de aislar a Venezuela mientras se dialoga con Cuba.

El Informe Central al 7mo. Congreso del Partido Comunista demandó el cese de las agresiones y la injerencia en los asuntos internos de esas hermanas naciones, y reafirmó el apoyo decidido a todos los gobiernos revolucionarios y progresistas de la región.

Denunció además los actuales esfuerzos de Estados Unidos y sus aliados, dirigidos a socavar los procesos de integración regional mediante una supuesta reforma del sistema interamericano, en particular de la OEA, y el intento de otorgar mayor protagonismo a otros esquemas afines a sus intereses hegemónicos.

El Primer Secretario del PCC también ratificó el acompañamiento de Cuba a todos los movimientos progresistas del mundo, y agradeció la solidaridad que ha recibido nuestro país de los movimientos sociales internacionales.

Plantea Raúl someter a discusión en las bases, la Conceptualización del modelo económico y social y las bases del Plan Nacional de Desarrollo

Los principios que sustentan la conceptualización del desarrollo socialista, explicó el Primer Secretario del Partido, parten del legado martiano, el marxismo-leninismo, el pensamiento del líder histórico de la revolución cubana y la propia obra de la Revolución

16 de abril del 2016 

El proyecto de conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista, uno de los documentos rectores que se presentan a discusión del 7mo Congreso del Partido, fue caracterizado por el Primer Secretario de la organización como un documento destinado a exponer con claridad los rasgos fundamentales del modelo económico y social cubano y el Plan Nacional de Desarrollo.

Debe servir —indicó Raúl Castro, también Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros— como guía teórica y conceptual del modelo, que está basado en nuestras características y esfuerzo propio, tomando como base la historia de la nación, el proceso revolucionario, la cultura nacional, la situación internacional, así como las experiencias de los procesos socialistas en otros países.

Los principios que sustentan la conceptualización, explicó Raúl, parten del legado martiano, el marxismo-leninismo, el pensamiento del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, y la propia obra de la Revolución.

La complejidad teórica de este proyecto y de cara al futuro, reflexionó el Primer Secretario, aconsejan que no sea aprobado en el marco de este Congreso.

Propuso continuar el debate sobre él, adoptar el que emane del evento como base para el análisis del mismo por parte de la militancia del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas y amplios sectores de la sociedad, y que el proyecto que resulte de él sea aprobado por el Comité Central del PCC que ahora se elija.

Explicó además, que debe ser discutido por la Asamblea Nacional del Poder Popular, como órgano supremo de poder del Estado, a fin de que le de valor legal al mismo.

Propiedad social

Durante la lectura del Informe Central al 7mo. Congreso del Partido, el Primer Secretario de la organización señaló que uno de los aspectos novedosos que ha suscitado mayor atención y hasta cierta polémica, lo cual es razonable, es lo relativo al reconocimiento en los documentos a debate, de la propiedad privada.

Es lógico que así sea, adujo, ya que el predomino de una forma de propiedad sobre las demás determina el régimen social de un país. No obstante, enfatizó que en Cuba socialista y soberana la propiedad de todo el pueblo sobre los principales medios de producción es y seguirá siendo la principal, constituye la base del poder real de los trabajadores.

El reconocimiento de la propiedad privada, agregó, ha generado inquietudes honestas entre no pocos de los participantes en las sesiones previas del Congreso, preocupados que de hacerlo sería dar los primeros pasos en la restauración del capitalismo.

En mi condición de Primer Secretario del Comité Central del Partido, estoy en el deber —expuso Raúl— de asegurar que esto no es en lo más mínimo el propósito de esta idea. Se trata —aclaró— de llamar las cosas por sus nombres, y no refugiarnos en ilógicos eufemismos para esconder la realidad.

El lineamiento No. 3 aprobado por el 6to. Congreso, dijo, precisa que en las formas de gestión no estatales no se permitirá la concentración de la propiedad, ahora se adiciona que tampoco de las riquezas, por tanto, la empresa privada actuará en límites bien definidos y constituirá un elemento complementario del entramado económico del país, todo lo cual deberá ser regulado por la ley.

La militancia partidista también es cosa de jóvenes

Juventud no es antónimo de responsabilidad y consagración. Así lo demuestran muchachas y muchachos que son ejemplo en su pertenencia a las filas del Partido Comunista de Cuba, organización que inicia hoy su 7º Congreso

15 de abril del 2016

La periodista llega con la grabadora o el bloc de notas y no imagina las palabras que recibirá. Quiere conocer a jóvenes militantes del Partido y conversar con ellos sobre los tiempos que vive la organización y el país. Sabe que habrá criterios diversos y semejantes, que la juventud de hoy no calla, que hay ganas de hacer. Pero siempre alguna expresión sorprende detrás de un rostro lozano.

Y así se encuentra con Yoendrys Durán Ruiz, quien hace solo unos días estrenó su militancia partidista y aún habla de ello con cierta timidez. Pero es una timidez segura, de quien no habla mucho pero hace de todo. Con eso basta. Este técnico en optometría y óptica, que labora en la óptica Finlay de Marianao, con sus 32 años ya puede blasonar de una vida de entrega y sacrificio.

Luego de una misión internacionalista durante seis años y ocho meses en la República Bolivariana de Venezuela, volvió a su Patria y fue propuesto para ingresar a las filas del Partido Comunista, proceso de crecimiento que culminó hace alrededor de 20 días. «Me siento orgulloso y eso me motiva a seguir adelante y a crecer más en conocimientos y en el desempeño de mi trabajo. Me compromete ante la Revolución y el Partido y ante mis compañeros a seguir dando el ejemplo», dice Yoendrys.

Desde Pinar del Río y a sus 27 años, Yasmany Borrego Rodríguez habla de su doble militancia. Este licenciado en cconomía que se desempeña como especialista en Gestión económica en el Grupo Empresarial de Transporte, tiene sus conceptos claros. Y por ellos se desvela.

«Ser militante del Partido en la Cuba de hoy significa constituir un ejemplo entre los jóvenes; portarse más responsablemente, más distintivo respecto a los demás», comenta y analiza que las tareas del Partido llevan otra dosis de exigencia y, ante un incumplimiento, pueden existir amonestaciones, por lo que el rigor es mucho mayor.

«El Partido te fortalece porque estás con un grupo de compañeros de un nivel por encima del tuyo y puedes tomar de sus ideas para hacer un camino propio. Aprendemos del funcionamiento de la empresa y de su pensamiento político», apunta, y sostiene que hay que seguir trabajando para incorporar las nuevas generaciones a la organización.

También desde esa provincia, comparte con Juventud Rebelde el profesor Marlon Isbel Martínez Negrín, quien imparte clases en la escuela pedagógica Tania la Guerrillera y ve la militancia como sinónimo de consagración, esfuerzo y compromiso con la Revolución.

«Es hacer todos los días, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, lo que debemos hacer y hacerlo bien; cumplir con las tareas encomendadas, con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y en función de los Objetivos de la Primera Conferencia; ser ejemplo de revolucionario en la comunidad, en el trabajo, y donde quiera que estemos.

«Creo que no es difícil para un joven ser militante del Partido porque ya el camino está trazado. Lo que tenemos que hacer es continuar las conquistas y las ideas de Fidel y Raúl, y seguir avanzando del modo que se espera de nosotros», esgrime Marlon.

«Refrescar» las filas

Desde el Tribunal Supremo Popular (TSP), Pedro Medina, director de Comunicación Institucional, cuenta que se convirtió en militante de la juventud comunista desde los 15 años y cuando tenía 27 adquirió la doble militancia. Hoy sustenta que su presencia en un núcleo partidista es para «refrescar» con nuevas ideas.

«Llegar al Partido fue un reto muy grande porque no tenía la experiencia de lo que era esta organización por dentro, pues, aunque la juventud es su cantera, no tiene las mismas peculiaridades. Ahora soy uno de los secretarios del Comité del Partido del Tribunal. Así que no solo soy de los militantes más jóvenes, sino que además tengo la responsabilidad de dirigir», analiza y piensa en que la juventud militante es un relevo en la continuidad de la Revolución y el Partido, con la intención también de rejuvenecer la imagen de esta organización.

«Los noveles militantes en el Partido aumentan la posibilidad de que este siga siendo revolucionario siempre, porque fue creado por jóvenes», enfatiza Pedro y sostiene que espera que en este Congreso se tomen decisiones para la futura Cuba.

«Serán las indicaciones, líneas de trabajo y caminos de lo que va a ocurrir en el mañana en medio de nuevos contextos nacionales e internacionales. Para nosotros es importante que se marquen las pautas fundamentales de lo que será Cuba en los próximos años, porque tal vez este sea el último momento formal en el que coexistan estas dos generaciones», razona.

Un poco más al centro del país, los nuevos colores de la Escuela Primaria 26 de Julio, de la comunidad cabaiguanense de Santa Lucía, se estrenaron el día en que la instructora de arte Yudelkys González Meneses entró por la puerta de ese centro. Era el año 2007 y la jovencita, oriunda de esa localidad, ya tenía sus planes. Iba a encargarse de transformar la institución en un gran escenario, donde el legado del Apóstol resultara la principal máxima de su quehacer. De tal manera lo ha hecho durante este tiempo.

Ella no solo se ha convertido en ejemplo en su colectivo por los resultados en el trabajo con los niños, sino que ha demostrado que juventud no es antónimo de responsabilidad y consagración. Desde su arribo a la institución educacional, «sedujo» a trabajadores y pioneros, por su carácter jovial y el hablar bajito, además porque cuando se le necesita, no duda en aceptar y siempre está a la vanguardia.

Por dichas aptitudes, en el 2012, con solo 23 años, fue seleccionada para militar en las filas del Partido Comunista de Cuba. «Cuando me preguntaron si estaba de acuerdo no dudé en decir que sí porque es un compromiso con la sociedad. El militante debe guiar, viabilizar y orientar a las personas de su entorno. Aunque no es fácil, el reto se asume con un orgullo especial», dice esta muchacha.

Destaca que los militantes del Partido son los principales responsables de mantener con buena salud el funcionamiento de sus centros laborales. «Hemos logrado que los miembros de mi núcleo sean las vigas sólidas del quehacer de la escuela para enfrentar los problemas y sacar adelante nuestro objeto social: educar al futuro de Cuba», asegura.

Yudelkys ensalza el hecho de que cada día las filas del Partido se oxigenan con aires juveniles. «Nuestro Comandante en Jefe siempre lo ha dicho: la juventud será la encargada de mantener el legado. Desde aquí adquirimos la preparación y madurez para seguir el camino trazado por hombres y mujeres de destacada trayectoria», enfatiza.

La instructora de arte confía en que con los análisis emanados del Congreso Cuba se fortalecerá. «Estamos en el mejor momento para debatir cualquier tema», considera.

De la vanguardia

Como Yudelkys, Yarianis Brito Grillo, otra cabaiguanense, también es referente en su centro. Desde que inicia su jornada laboral, se halla entre muchos papeles. Es responsable de la distribución de combustible de la Refinería Sergio Soto, entidad de gran importancia para la economía del país. Hace cinco años que la joven de 28 abriles asume además la responsabilidad de militar en uno de los núcleos del Partido de su empresa.

«Creo que vieron en mí el compromiso con mi trabajo. Orgullo aparte, es el mejor reconocimiento que te pueden hacer», considera la licenciada en contabilidad y finanzas, quien piensa que formar parte de la organización ha sido de gran ayuda, pues en su núcleo se exige el cumplimiento de los planes.

«El Congreso será muy importante, porque se sostendrá un debate con respeto y sin tapujos, entre los mejores representantes de cada territorio. De allí saldrán las estrategias y los lineamientos a seguir», expresa.

La trinitaria Yanelkis Hernández Pichs representará a los jóvenes espirituanos en la cita partidista. A esta llevará sus experiencias como militante desde el 2009.

«En esta organización he alcanzado la consolidación y madurez política para comprender el contexto que vive el país», dice esta fiscal de la tercera villa de Cuba.

A su juicio, la organización es responsable de conducir la dirección de los procesos que tienen lugar en los sitios donde está un militante. «Vamos a un Congreso que marcará una nueva etapa de trabajo por el contexto en que vivimos. La presencia de jóvenes en el cónclave será decisiva para fusionar pensamientos de varias generaciones, pues con la diversidad de miradas se obtienen mejores resultados», aclaró.

Entre recuerdos de los inicios con inexperiencia, y pronósticos de un mañana de total protagonismo, las nuevas generaciones que ponen sus desvelos en las filas del Partido Comunista de Cuba creen con firmeza en su misión en este país. Lo dicen, lo saben y lo demuestran: la militancia partidista también es cosa de jóvenes.

Enviado por: Resumen Latinoamericano <Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. >

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

7435273
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
5785
6950
27123
110033
7435273