cabecera aqui blog

Justicia para María: fuera de Bolivia la secta Moon

AddThis Social Bookmark Button

Por: Roberto Ibarguen Ch. 

En este mes de agosto asistimos azorados a la posibilidad que nuestro sistema judicial, por incapacidad e ineficiencia como frecuentemente lo hace, deje libre a un violador. Los acusados en este caso son nada menos que Siichiro Sagawa, el líder en Bolivia, de la tristemente célebre “Iglesia de la Unificación” y otros siete connotados miembros de esta secta.

Las posibilidades de que los sujetos acusados de la mencionada iglesia (más conocida como secta Moon) queden libres es bastante alta, dado el poder y el dinero que tienen, y ya que de muchas otras denuncias plenamente probadas se libraron, como: las denuncias de su participación en las masacres de indígenas guatemaltecos cuando apoyaron al dictador Ríos Montt; del apoyo a los golpes de estado en Chile y Bolivia; países donde establecieron excelentes relaciones y negocios con dictadores como Augusto Pinochet y García Meza; de las denuncias de compras fraudulentas de empresas en Uruguay y de miles de hectáreas en Brasil y Paraguay, las que fueron cercadas y deforestadas, agrediendo sin piedad a los pobladores de las respectivas áreas, que en su mayoría eran pueblos indígenas. Y también por los excelentes  contactos que mantienen con grupos de poder en diferentes países, entre los que se encuentra Bolivia, donde el mismísimo Sun Myung Moon, a la cabeza de empresarios coreanos, el año 2010 mantuvó una reunión con el presidente Evo Morales, en la cual si bien no se conoce lo que se trató, algunos periodistas suponen que fue un lobby para participar en el negocio del gas cuando se lo exporte por Chile, ya que ellos son los propietarios de una gran flota de barcos de gran calado.

Los hechos sobre este delito de violación en Bolivia, nos los describen las activistas del grupo denominado “Feministas Callejeras”, y pueden ser precisados revisando información jurídica y noticias de los medios: 

“En Sucre, en el año 2012, una joven a la que llamaremos María, inicia sus estudios en la Universidad, en su facultad es interceptada por dos mujeres, quienes le ofrecen cursos de liderazgo para jóvenes. Ella asiste a esos encuentros en los que inicialmente no se hablaba de religión, pero poco a poco van introduciendo el tema, y la transformación que se tiene al servir al reverendo SUN MYUNG MOON (líder mundial de la secta Moon); aunque ella intenta salir del grupo, es cohesionada con diferentes argumentos y personas, hasta que el 2013 la invitan a un supuesto congreso de jóvenes en Santa Cruz; para esto líderes del grupo consiguen el permiso familiar para que María viaje.

En Santa Cruz, María conoce al líder SAGAWA SENSEI, cuyo nombre verdadero es: SIICHIRO SAGAWA, encargado de las conferencias al grupo. Al segundo día, la joven recuerda que estaba orando y se va desvaneciendo, cuando recobra la conciencia las mujeres acusadas le sujetaban los pies y manos mientras le decían que: “solo iban a ser 21” y María, siente que la violan, hecho que se repitió durante tres días. Debido a que María, no se comunicaba con la madre, ésta solicita a su familiar que vive en Santa Cruz buscar a la joven, quien encuentra a María en estado de shock.”

El proceso que ya lleva más de un año ha tropezado con una serie de triquiñuelas como  se puede leer en el (Correo del Sur 10-junio-2015) “… un error de parte de la fiscal asignada al caso y al no presentar el certificado médico forense que acreditaba que la víctima fue violada, el acusado se vio favorecido con la detención domiciliaria”. En la actualidad el proceso está al borde de cerrase, supuestamente porque la imputación presentada por la fiscalía  el viernes 14 de agosto del presente año en la ciudad de Santa Cruz, solicitando la detención preventiva de los acusados adolece de un error, lo que llevaría a que se realice una audiencia en la ciudad de Sucre para que la fiscalía rectifique su error. La posibilidad de que se cierre el caso y los violadores queden libres, según la familia de la víctima y las activistas del grupo “Feministas Callejeras”, solo es posible de revertirse si la sociedad civil en su conjunto presiona de manera pública, para que las instancias correspondientes del Poder Judicial hagan justicia sin inclinarse a favor del poder y dinero de los acusados.

Desde estas páginas además de sumarnos a la demanda de que se haga justicia y se encarcele al violador y sus cómplices; demandamos también que se investigue a la “Iglesia de la Unificación”, pues como nos decía en uno de sus artículos el compañero y periodista Antonio Peredo Leigue en 1910.

“Oficialmente, la secta Moon, no desarrolla actividades en el país. La libertad de cultos no es un permiso abierto para cualquier tipo de actividad que se oculte bajo un manto religioso. Pero es casi imposible que, ocultamente, no desarrolle determinadas misiones en Bolivia. Si ya en los años ’90 fue formalmente expulsada de las ciudades en que sus misioneros actuaban públicamente, lo probable es que se hubiesen quedado, manteniendo en reserva su actividad.”

Nos sumamos también al pedido que realizaba en el mismo artículo, el mencionado compañero,  “La secta Moon, con tales antecedentes, debe ser expulsada”, ya que con esta medida además de hacer justicia a la joven víctima de violación en Bolivia, se precautelaría la seguridad de otras jóvenes que pueden ser agredidas de la misma manera por la mencionada secta, ya que parece que la violación es una de sus prácticas recurrentes, y también se haría algo de justicia a las mujeres y hombres que fueron masacrados con su apoyo en todo el continente y a los pueblos indígenas que fueron vilmente despojados de sus territorios en países hermanos.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

13079152
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
2752
4335
31288
102926
13079152