cabecera aqui blog

Precisiones teóricas en la caracterización del gobierno del MAS

AddThis Social Bookmark Button

a) Al surgir el fenómeno del MAS, cuando ya apuntaba a concentrar en sus manos el control del aparato del Estado, fueron poquísimas las tendencias que lo caracterizaron correctamente como una variante de la política burguesa  porque representaba a los campesinos pequeños propietarios. El acierto consiste precisamente en identificar su base social que, por ser pequeña propietaria, instintivamente, tiene la aspiración de convertirse en gran propietaria y por tanto en burgués; aunque, esta posibilidad se torna inviable a esta altura del desarrollo del capitalismo porque el imperialismo se ha convertido en obstáculo insalvable para un posterior desarrollo de las fuerzas productivas y para el surgimiento de nuevas burguesías nacionales; esta mayoritaria capa social de campesinos parcelarios está condenada a sobrevivir en el atraso y agonizar de hambre.

Las vagas ideas que difunde sobre la liberación indígena partiendo del derecho de ser respetado y reconocido en sus tradiciones, sus usos y costumbres por el Estado blancoide, en un proceso democrático, pacífico y legal,  no van más allá de una concepción liberal burguesa, reaccionaria en nuestra época.

b) A partir de la nueva Constitución Política, en cuyo texto se incorpora el respeto irrestricto de todas las formas de propiedad existentes en el país, se desarrolla la teoría de que es posible la coexistencia armónica, recíproca y complementaria de todas ellas, de que la expresión social de esa complejidad material se traduce en la posibilidad de construir un Estado Plurinacional también solidario y complementario, en un proceso pacífico y en el marco de las leyes (revolución democrática y cultural).

Esta postura teórica es francamente reaccionaria porque niega la lucha de clases. Desarrolla la teoría de que el país oprimido puede relacionarse, de igual a igual, con el país opresor y la posibilidad de que sus tentáculos, las transnacionales puedan actuar como socias del Estado Plurinacional.  

La realidad se comporta de diferente manera, las relaciones de las diversas formas de propiedad existentes no son precisamente recíprocas y complementarias. Unas formas de propiedad sobreviven a costa de la destrucción de las otras. La historia de este país, desde su constitución como  república y mucho antes, desde la colonia, es escenario de cruentas luchas de estas formas de propiedad que constituyen la base material de la particular forma en que se da la lucha de clases. Las formas de propiedad privada, tanto grandes como pequeñas, se han consolidado gracias a la destrucción gradual de las formas de propiedad comunal; la gran propiedad privada del agro (el latifundio) existe a costa del avasallamiento y la usurpación de las formas de propiedad comunal (TCOs) en el Oriente; los pequeños propietarios privados parcelarios en el Oriente (colonizadores y ahora “interculturales”) chocan frecuentemente con el latifundio. Las formas de propiedad comunal en el Occidente chocan todos los días  con la gran propiedad privada en la actividad minera, traduciéndose en avasallamientos y tomas de minas; etc.

Todo lo dicho pone en evidencia que los supuestos planteamientos teóricos del MAS son extremadamente subjetivos porque chocan con una realidad material y social contradictorias, el Estado plurinacional se hace astillas en medio de estas contradicciones, como las actuales luchas de los indígenas comunarios contra las transnacionales imperialistas y contra los campesinos parcelarios.

(De: “Documento Político”, Bloque Independencia Sindical, Congreso Nacional Magisterio Urbano, enero 2013.)

Publicado en Masas Nº 2297 Órgano Central del Partido Obrero Revolucionario www.masas.nu

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 332

Visitas

23466404
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
4897
10650
62530
15547
23466404