cabecera aqui blog

El Mundial de Fútbol y la afrenta a la pobreza

AddThis Social Bookmark Button

mundial de fútbol 2014

Redaccón Aquí Comunicación

(AquíCom/21-06-014) Brasil gastó más de 3.600 millones de dólares sólo en la construcción y refacción de algunos estadios para realizar el Mundial de Fútbol 2014, incluso en estados pequeños donde ni siquiera existe un equipo profesional, y donde la pobreza y la delincuencia son el principal flagelo.

En 2007, cuando se eligió a Brasil como sede del Mundial, la economía andaba bien, y casi el 80% de los brasileños estaban contentos con la decisión. Hoy la sexta economía del mundo tiene problemas y menos del 50% de los brasileños apoya el certamen deportivo. Las marchas de trabajadores recorren las calles para protestar por los millonarios gastos que hace un gobierno con serios problemas en transporte, salud y educación.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, señala que la decisión no fue tomada en su gobierno y que es un compromiso que se debe cumplir. Al parecer le es más fácil cumplir con la FIFA que con su población.

El Mundial de Fútbol, que intenta mejorar la imagen de Brasil ante el mundo, esconde muchas historias de abusos y crímenes. Los habitantes de las favelas, cercanos a los circuitos de estadios del Mundial, fueron las primeras víctimas.

Sus barrios fueron militarizados, con presencia de tanques las 24 horas del día. Más de 150 mil fueron desalojados con violencia de sus casas y confiscados sus terrenos para construir, en el luegar, teleféricos para los visitantes. Niños de la calle son asesinados por escuadrones de la muerte conformados por civiles, policías y militares, en un gobierno que se precia de ser de izquierda.

El Mundial de Fútbol en Brasil tuvo la promesa de crear 380.000 puestos de trabajo y atraer unos 600.000 turistas, pero al parecer los gastos sobrepasaron lo estimado, y las grandes construcciones cobraron la vida de 220 trabajadores. Sólo en seguridad, para los visitantes, el Estado brasileño duplicará lo erogado por Sudáfrica en el mundial pasado, según información periodística.

Pero la no pierde, y se hace cada vez más rica con este tipo de eventos, es la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado). El diario británico The Guardian sostuvo en una de sus publicaciones que Sudáfrica quedó muy feliz al convertirse en sede del certamen en 2010, pero recuperó sólo unos 330 millones de dólares de los casi 6.000 millones que invirtió, mientras que la FIFA ganó 3.500 millones con los anuncios y sponsors.

Esperemos que Brasil no siga por este camino por el bien del 25% de su población que vive en la pobreza.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 334

Visitas

24607513
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
4754
4377
21536
193581
24607513