cabecera aqui blog

Mujeres del MAS aplauden el patriarcado de Evo Morales

AddThis Social Bookmark Button

tribuna

Manuel González Callaú

La integridad de las personas se evidencia en la coherencia de sus pensamientos con sus acciones, pues en algunos no siempre lo que dicen coincide con lo que hacen.

Las numerosas intervenciones públicas del presidente Juan Evo Morales Ayma (JEMA) contra la dignidad de la mujeres, echa por tierra la reciente “buena” intención de crear un “gabinete especial” para tratar la violencia contra las mujeres y la niñez, gabinete que él mismo dirigiría pero, además, anunció que se crearía un servicio plurinacional de la mujer y la despatriarcalización (noviembre 2018).

El machismo del ahora Presidente es de larga data. Antes de asumir como primer mandatario de Bolivia, Morales ejerció violencia psicológica (al menos eso es lo que se conoce hasta ahora) contra las madres de dos hijos (una mujer y un varón) que procreó: se negó a reconocer su paternidad. Y tuvo que ser presionado por las madres de esos niños (a quienes los dejó por mucho tiempo a su suerte), quienes tuvieron que acudir a los juzgados para que Morales los reconozca. Y aunque a regañadientes tuvo que hacerlo, la obligación de pagar asistencia familiar la hizo con mucho retraso y de mala voluntad.

Reconocimiento bajo amenaza

En el caso de su primera hija, en 2001, cuando la niña tenía siete años, Morales tuvo que reconocerla ante la amenaza de ser suspendida su diputación para que enfrente un juicio de paternidad, la que se había negado hasta entonces. En ese año la madre de la niña pidió al diputado que “cumpla su rol de padre, antes que (dé) una cobertura económica”; de esa manera, dijo la madre, “será coherente (Morales) con la defensa de los derechos humanos que tanto defiende”, verbalmente. La respuesta de Morales no se dejó esperar; el dudó de esa paternidad para luego recular ante la posible exclusión de la Cámara de Diputados con que hubiera perdido la inmunidad parlamentaria: "…todo es innecesario —dijo Morales— puesto que no habrá problemas para que la reconozca ya que si es mi retoño es una gran suerte y alegría tener un niño". Sin embargo, Morales quiso justificarse afirmando que la madre nunca le presentó a la niña ni le dijo “que teníamos una criatura”, además señaló que “desde años atrás he tratado de ubicarla (a la madre), para resolver este problema, porque es un problema de dos y no (de) 130 diputados”. Desmintiendo a Morales la madre declaró que el entonces diputado fue avisado del embarazo desde el primer mes, es decir, siete años antes.

A JEMA no le faltaron recursos para arremeter contra la madre de la niña, a quien la vinculó con la derecha y el imperio, como lo hace hoy contra quienes le reclaman derechos que conculca: “Para mí es una gran felicidad que aparezca una niña de siete años, pero en siete años no hubo ningún proceso, eso (es) algo sospechoso."Y con la frialdad acostumbrada en casos similares cuando evade responsabilidades, afirmó que todo se trataba de un show que era parte de una guerra sucia “que de tiempo en tiempo inician sus enemigos de clase como (también) los intereses extranjeros” los que pretenden inviabilizarlo ante la población; descalificó la militancia política de la madre señalando que era militante del MIR y que aprovechaba la oportunidad para desprestigiarlo con argumentos políticos vinculados a la "derecha y al imperialismo".

Segunda demanda por paternidad

En cuanto al segundo hijo, su madre también demandó, al diputado Evo Morales Ayma, logrando que un juez dicte su detención por incumplimiento del pago de asistencia familiar, es decir, por eludir su responsabilidad. Así dispone la Sentencia Constitucional 0977/2004 del 23 de junio del 2004. En este caso la detención no ocurrió a darse, pero los montos adeudados y el que debía pagar mensualmente, fueron retenidos judicialmente de su dieta parlamentaria, de acuerdo a lo instruido en la Sentencia.

¿Y qué se puede decir del hijo que Evo Morales afirmó haberlo tenido con Gabriela Zapata, que lo reconoció, lo anotó en el Registro Civil, le dio pensiones a la madre y que un día enfermó y murió… pero de pronto, negó todo lo anterior y señaló que el niño nunca había existido y hasta hizo anular su Certificado de Nacimiento en el Servicio General de Identificación de las Personas (SEGIP)?

Las reiteradas veces en las que el Presidente maltrata de palabra a la mujer no se trata de deslices o de que sea bromista. Las circunstancias en que Morales demostró su falta de confianza y denigración hacia las mujeres, es decir su misoginia, son numerosas, donde los mensajes que las cosifican, mella la dignidad de ellas. Y aunque el Primer Mandatario se justifique al calificar sus dichos de simples bromas, lo más vergonzoso es que mujeres de su entorno y otros adláteres, minimicen la “sinceridad” bromista de su superior y hasta festejen con risas sus vulgaridades. Recordemos algunas de esas humillantes circunstancias.

Preferencia por las jóvenes

—Su preferencia por las jóvenes se evidencia con su relación con Gabriela Zapata, así como en una declaración suya: “Yo dije alguna vez que acabo mis años de gestión (de gobierno y me retiro) con mi c’ato (área cultivada) de coca, mi quinceañera y mi charango” (2008).

—En Cochabamba, en una proclamación, aseguró que las mujeres gritaban, entre otras consignas: “Mujeres ardientes, Evo presidente…”, “Mujeres calientes, Evo valiente…” “Mujeres aguantan, Evo no se cansa…” (2009).

—Durante una visita a un campo petrolero de YPFB, Morales se acercó a unas jóvenes, y ante las cámaras de televisión les dijo: “perforadoras o perforadas, díganme”, intervención que fue festejada con risas por sus acompañantes. (2012)

—En un carnaval, en plena plaza Murillo y a pocos pasos del Palacio de Gobierno, la entonces ministra Nardy Suxo cantó copas para Evo Morales, celebradas por éste y consideradas denigrantes: "Estas bartolinas (alude a la organización de mujeres campesinas Bartolina Sisa) tienen mucha fama, porque yo las llevo directo a mi cama"; "Este presidente de buen corazón, a todas las ministras les quita el calzón"; "Nuestro presidente muy pícaro es, sólo quiere una y se come a tres".

Entonces, como otras veces, las mujeres de su entorno festejaron las coplas dedicadas a Morales:una copla fue respondida por una ministra, quien debía indignarse: "Yo quiero Nardita (su ministra Nardy Suxo) como dice el dicho, casarme contigo sólo por capricho", ella respondió: "Nuestro Presidente mujeriego es y cambia de chica en un dos por tres." (2012)

—En un acto de entrega de gas domiciliario, el primer mandatario se refirió al tema poblacional de El Alto. Allí cosificó a su Ministra de Culturas, Wilma Alanoca: "Hay que pedir a la hermana Ministra que aporte para poblar El Alto” e inmediatamente “ofreció” a alguien cercano para esa agresión sexista: “Ahí está el diputado, está cerquita, creo" (2018)

—Durante las movilizaciones de rechazo de muchos pobladores del TIPNIS a la construcción de una carretera sobre su territorio y reserva natural, Morales arengó así a los cocaleros en una concentración en el Chapare: “Si yo tuviera tiempo, iría a enamorar a las compañeras yuracarés y convencerlas de que no se opongan; así que, jóvenes, tienen instrucciones del Presidente de conquistar a las compañeras yuracarés, trinitarias para que no se opongan a la construcción del camino”, y consultó: “¿Aprobado?”. Fue respondido con aplausos del público.

—También se destaca su pensamiento homófobo: "Beni es tan grande geográficamente hay que planificar, ministra de Salud. Ahí enamorando, no quiero pensar que es lesbiana, mire compañera ministra. Perdone, compañera, a ver escúcheme" (2015). Ya antes (2010) durante laPrimera Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático y la Madre Tierra en Tiquipaya (Cochabamba) afirmó: "El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por esocuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres", dicho que provocó risas entre los asistentes.

Denigra a las mujeres

Morales no pierde oportunidad para emitir mensajes denigrantes hacia las mujeres. Y aunque muy pocas veces se disculpó, no faltó una vez para autodefinirse como feminista, en realidad tuvo el descaro, como si así borrara su talante: “Al margen de coplear y bromear yo soy feminista —señaló Morales— por eso ahora hay políticas a favor de las mujeres, con equidad de género.”

Su gobierno no cumplió la equidad de género pregonada. En su primer gabinete (2006) hubo cuatro mujeres ministras de 16, es decir, el 25 por ciento; en el actual gabinete (2018) sólo hay tres mujeres en los 20 ministerios existentes, apenas el 15 por ciento. Y si bien hay más mujeres en la Asamblea Legislativa (Parlamento), éstas no son más que obedientes (levantamanos) a los dictados patriarcales del poder.

El sometimiento de muchas mujeres ha sido una realidad en los 13 años del gobierno de Morales; no en vano durante su discurso de posesión de su tercer mandato (2015) señaló que “Si las mujeres no fueran 'caprichositas' mandarían más en Bolivia”.

Machismo de Morales

El machismo de Evo Morales Ayma es enfermizo, como lo es también su misoginia y homofobia; por todo ello —por sus acciones y pensamiento— consideramos que es una impostura su pretensión de crear un “gabinete especial” que trate la violencia contra las mujeres y la niñez, como también su servicio plurinacional de la mujer y la despatriarcalización o su “defensoría de la mujer”. En realidad sus declaraciones simplemente son posturas para salir del paso, más aún en estos tiempos electoreros.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí Nº 275

Visitas

12026374
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
3451
7433
50352
112154
12026374