cabecera aqui blog

¿Y la seguridad del Estado?

AddThis Social Bookmark Button

tribuna

Vamos a andar

Rafael Puente

viernes, 07 de junio de 2019

La cosa se pone preocupante. Después de repetidas noticias sobre la participación de altos jefes policiales en el narcotráfico -vinculados con mafias internacionales- ahora sale la noticia de una señora beniana —de nombre Mayerling Castedo—, exautoridad en la Gobernación del Beni, que tiene en su currículum el haber logrado la destitución del gobernador Ernesto Suárez; pero que además fue candidata del MAS al Tribunal Supremo de Justicia, conocida agitadora masista que se fotografió abrazada a Juan Ramón Quintana y que aparece detenida por estar vinculada con el clan Candia-Castedo (que entre otras cosas exportaba cocaína al Paraguay).

No sólo eso, aparece también fotografiada con el propio presidente Evo Morales. Por supuesto, no hay por qué concluir que el Presidente o sus ministros están vinculados con el narcotráfico, no hemos llegado a pensar nada parecido. Pero lo que es evidente es que estamos gobernados por una serie de personas que aparecen lamentablemente ingenuas, capaces de abrazar y apoyar al primero o la primera que aparece gritando ¡Viva el proceso de cambio!, o de entregarles la responsabilidad de cargos en el Estado, cuando en realidad son narcotraficantes.

Tanto Evo como Quintana han demostrado ser muy inteligentes, pero también vienen demostrando que no utilizan su inteligencia para detectar la cercanía de personajes sospechosos (y menos aún si se trata de mujeres atractivas, ¿se acuerdan de Gabriela Zapata?).

Al cabo de más de 13 años de gobierno de Evo, Bolivia aparece en noticias internacionales como un nido de narcos, pero además de narcos que en un momento u otro han estado vinculados con el aparato del Estado (y por supuesto con el MAS). Pero además, los máximos dirigentes no aprenden y al cabo de un tiempo vuelve a presentarse el escándalo.

Y no pretendemos que quienes nos gobiernan sean adivinos, pero sí que sean prudentes, que no se abracen con cualquiera, que no entreguen responsabilidades estatales a cualquiera, que activen los servicios de seguridad del Estado; si es necesario que los mejoren, o que los reformen radicalmente. Y, por supuesto, eso no pasa por utilizar la seguridad del Estado para controlar a dirigentes indígenas críticos, o a ONG independientes…

Sabemos que en la poderosa cadena mundial del narcotráfico la sede principal está probablemente en Miami y alrededores, pero eso los poderosos del mundo, por supuesto, no lo van a reconocer, y se van a ensañar con humildes eslabones de esa cadena, uno de los cuales es Bolivia. Razón de más para que tengamos cuidado, para que seamos conscientes de que el Estado como tal no es ni puede ser un aparato confiable, que se requiere dosis extraordinarias de prudencia y de investigaciones secretas. 

Todo Estado es esencialmente inhumano y peligroso, pero mucho más cuando se trata de un Estado dirigido por ingenuos capaces de chunquearse con cualquier adulón (o adulona) que luego resulta que pueden ser narcos…

Y Bolivia es un Estado eminentemente débil —desde su dramática fundación controlada por Casimiro Olañeta (que no fue narco porque en su tiempo no existía ese negocio)—, por lo que gobernar Bolivia sólo puede tener sentido si se entiende ese gobierno como una refundación; y eso requiere no gastar energías en actos de propaganda facilona, ni en inauguración de obras muchas veces innecesarias, ni menos en coqueteos o acercamientos más o menos libidinosos, sino en acciones que apunten a esa refundación…

Lo contrario —que se expresa en las sorprendentes y peligrosas noticias que vienen circulando últimamente— no sólo desprestigia al Gobierno, sino que desprestigia internacionalmente al país, lo que resulta mucho más grave.

¡Por favor, señores gobernantes, menos actos de masas y más (y mejor) seguridad del Estado!

*Miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba 

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí Nº 270

Visitas

11842365
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
843
5786
27008
98386
11842365